viernes, 23 de diciembre de 2016

Petit choux rellenos de nata


Estos pequeños bocados están hechos con una pasta que permite muchas variaciones y esa es una de sus ventajas. La otra ventaja importante es que es fácil de hacer y el resultado es siempre fabuloso.
Rellenos de crema pastelera siempre han sido el postre para el día de Navidad en casa de mi madre y los prepara mi hermana, que le salen de cine.  Para mi el mejor postre de las navidades.

Así que si os tienta la idea, quizás mañana en vez de turrón y polvorones os apetezca esta pequeña delicatessen.
La pasta choux solo tiene un secreto y es medir bien las cantidades, ya que la textura de la masa es fundamental para que cuando salgan del horno estén perfectos.
Se puede utilizar para preparaciones dulces como en este caso y también combinarlo con alimentos salados, ya que la pasta en sí, no es ni dulce ni salada y el toque se lo da el relleno que utilicemos.
Por ejemplo si eliminamos la vainilla de su preparación podremos rellenarlos de salmón ahumado, cremas de queso, ensaladilla rusa, patés de diferentes sabores, jamón, txaka.... en fin de cualquier cosa. 
Si nos decidimos hacelo en forma de dulce, esta que os traigo hoy es una opción estupenda además de divertida para los comensales ya que cada uno les rellena con la cantidad de nata y chocolate recién fundido que quiera.
Si preferís sacarlos ya preparados podéis optar por rellenarlos de crema con un baño de chocolate o de caramelo.
Todas estas alternativas las iremos viendo en el blog, poco a poco.
Ingredientes para unos 20 petit choux
65 gr de harina corriente
2 huevos medianos
50 gr de mantequilla
1 pizca de sal
150 ml de agua
esencia de vainilla
Para rellenar
300 gr de nata montada azucarada
1/2 tableta de chocolate para fundir
un chorrito de leche

  • Tamizamos la harina sobre un plato y reservamos.
  • En un cazo pondremos a calentar el agua con la esencia de vainilla, la pizca de sal y la mantequilla.
  • Damos unas vueltas para que la mantequilla se vaya disolviendo y en cuanto empiece a hervir, apagamos.
  • Echamos de golpe la harina tamizada y con una cuchara de madera damos vueltas hasta que se integre. Quedará una pasta en forma de bola que se tiene que separar de las paredes del cazo.
  • Dejamos enfriar un minuto mientras batimos los huevos ligeramente.
  • Añadimos poco a poco los huevos revolviendo con ganas para que se integren bien, hasta conseguir una pasta elástica y bien unificada.
  • Ya la tenemos lista. Así que ahora calentamos el horno a 180º y sobre la bandeja, que la habremos dejado fuera, colocamos un papel de horno.
  • Metemos la pasta choux en una manga pastelera. A mi me gusta poner la boquilla rizada ancha, e iremos haciendo pequeñas montoncitos sobre el papel, hasta acabar con toda la masa. No hay que pegarles en exceso ya que en el horno van a crecer y esponjar un poco.
  • Les tendremos en el horno alrededor de 25 minutos, hasta que estén dorados y algo crujientes.

  • Una vez fuera del horno les haremos un corte por donde luego les rellenaremos con la nata.
  • Cuando vayamos a comerlos ponemos en una taza o jarra apta para el microondas el chocolate troceado junto con el chorrito de leche y le iremos dando de 30 en 30 segundos calor en el microondas, e iremos revolviendo hasta que esté completamente disuelto.
  • Ahora llevamos la fuente con los petit choux, la nata y el chocolate y que cada uno se sirva a su gusto. Si hay niños la juerga está servida. Les encantará. Y los mayores también se apuntan a la pelea de para quien es el último. Jajaja 
Nota: este postre llevo haciéndolo mas de 25 años y siempre, siempre triunfa, con nata o con crema es de lo más resultón, y a mi hermana que fue la que me enseño a hacerlos le salen de escándalo.

2 comentarios: