miércoles, 21 de diciembre de 2016

Costillas de cerdo asadas con sabor oriental

Después de ver esta foto no me podéis negar que os acaban de entrar ganas de comeros todas y cada una de estas costillas.
Y la verdad es que haréis bien porque son espectaculares. Y además para colmo no hay que trabajar nada con ellas. Son lentas de hacer porque se cocinan a fuego suave pero una vez nuestro mejor aliado en la cocina, que es el horno se va a encargar de hacerlo todo. Mientras nosotros nos vamos de paseo y a la vuelta tendremos la comida lista y además con un sabor de lujo.
Comí estas costillas la primera vez en casa de mi amiga M. y desde entonces estaba deseando hacerlas yo. 
La receta ha salido de la página de El comidista, donde recoge varias opciones de marinar las costillas para obtener grandes resultados. Esta combinación es la oriental, y viendo el resultado, creo que voy a ir probando todas las demás poco a poco. Ya os iré contando.

Ingredientes para 4 personas:
2 tiras de costillas de cerdo (1,5 kg aproximadamente)
2 limas (el propone 1 pero a mi me gusta un poco más potente)
1 cucharada generosa de miel
75 ml de salsa de soja 
8 o 9 bolitas de pimienta negra molidas o machacadas en el mortero
Un trozo de jengibre fresco recién rallado (una cucharada sopera) 
1 cebolleta fresca
cilantro
  • La noche anterior exprimimos las limas y las mezclamos con la miel, la soja, la pimienta negra recién molida y el jengibre fresco, que habrá que pelarlo y rallarlo.
  • Cogemos una bolsa de plástico de las que habitualmente se usan para congelación e introducimos las tiras de costilla. Yo las corte a la mitad dejando ya preparados cuatro trozos, para poder manejarlas mejor.

  • Una vez que tenemos las costillas colocadas en la bolsa, echamos la mezcla de la marinada y cerramos la bolsa intentando sacar todo el aire posible.
  • Dejamos dentro de la bolsa durante toda la noche dándole una vueltas antes de acostarnos y otra al levantarnos para que se quede todo impregnado.
  • Por la mañana tres horas y media antes de comer abrimos la bolsa y quitamos la marinada reservándola en un tazón.
  • Colocamos las costillas dentro de un par de bolsas especiales para asar y las cerramos bien. Colocamos las bolsas en la bandeja del horno y las tendremos ahí a 120º durante tres horas o tres horas y media.
  • Pasado este tiempo en el que no hemos tenido que atenderlas para nada, solo nos queda sacarlas de las bolsas y ponerlas sobre la placa con un poco de la marinada reservada antes, ponemos el grill a 200º y las tenemos así 5 o 10 minutos hasta que tengan el dorado que más nos guste.

  • El mejor acompañamiento es una buena ensalada verde, y un poco de cebolleta fresca que habremos pasado por limón para suavizarla y le añadiremos un poco de cilantro picado y un chorrito de aceite.
  • Y colorín colorado esta receta hemos terminado. Y más rápido aún se acabarán las costillas cuando las saquéis a la mesa. Garantizado.

Nota: Mi madre me dice que es preferible no utilizar bolsas para asar, porque al ser de plástico pueden desprender algún tipo de producto no muy recomendable para la salud. Así que la próxima vez las pondré directamente en la bandeja y las taparé con papel de horno y papel aluminio por encima. Si no seguro que me echa la bronca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario