miércoles, 19 de abril de 2017

Galletas con pepitas de chocolate


Las galletas son uno de esos pequeños bocados dulces que viene bien en cualquier momento. Para desayunar, a la hora del almuerzo, en la merienda, con un té o un café son un lujo, sobre todo cuando son caseras. 
Hace años que preparo esta receta, porque son las galletas perfectas para mis chicas, que son unas locas del chocolate. En cuanto las preparo, desaparecen.
Aunque según ellas las preparo poco a menudo. Jaja.

Hoy he preparado una buena hornada de galletas, unas de chocolate y otras de nata, para regalar a unos maravillosos amigos, para endulzarles un poco el día de trabajo. Espero que les gusten tanto como a nosotros.
Preparación: 5 minutos, horneado 18 minutos cada tanda (a mi me han salido 3 tandas de 8 galletas cada una)
Ingredientes:
400 gr de harina
300-400 gr de pepitas de chocolate (según lo chocolateros que sean en casa)
200 gr de azúcar
2  cucharadas de leche
1 cucharada de esencia de vainilla
5 gr de sal
5 gr de levadura química
3 gr de bicarbonato sódico
150 gr de mantequilla
1 huevo grande
  • Calentamos el horno a 170º.
  • Pesamos todos los ingredientes.
  • En un bol batimos el huevo con la leche la sal y la vainilla y  el azúcar. Cuando este bien mezclado añadimos la mantequilla derretida. Para derretir la mantequilla la ponemos en el microondas un par de minutos a media potencia.
  • Mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato, tamizándolo (pasado por un colador)
  • Echamos toda la harina al bol y mezclamos con una cuchara de madera. 
  • La masa que sale es bastante consistente.
  • Agregamos las pepitas de chocolate y las integramos en la masa.
  • Ponemos en la bandeja del horno papel sulfurizado y con una cuchara o con un cuchara de hacer bolas de helado vamos formado unas bolas sobre la placa del horno. 
  • Luego las aplastamos un poco para darles forma de galleta y las horneamos durante unos 18 minutos. Hasta que estén doraditas por abajo y un poco por los costado.
  • Así es como me han quedado. También se pueden tostar mas tiempo y que queden más doradas también por arriba, pero a mi me gustan un poco más tiernas. Cada uno a su gusto.
  • Se dejan enfriar sobre una rejilla y se pone la siguiente hornada, hasta acabar con toda la masa.
  • Si las queréis poner para regalo, una vez frías se pueden poner sobre un cartoncillo y envolver con celofán, se atan con un lacito y listo. 
  • Mirad que monada!!! Las del otro paquete son galletas de nata, pero esa receta os la pongo otro día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario