sábado, 29 de abril de 2017

Bruschetta

Las bruschettas son un sencillo aperitivo italiano, que ellos llaman antipasti, originario  sobre todo de la zona central de Italia.
Suele ser un pan tostado aromatizado con ajo, aceite y pimentón o pimienta, pero que luego ha ido evolucionando para sofisticarse un poco, añadiéndole otros ingredientes como el tomate, el queso, la cebolla, e incluso jamón o cualquier otro ingrediente que se admita sobre un pan tostado.
Esta que os presento hoy es una bruschetta sencilla con tomate, mozarella y algo de perejil. Y es un aperitivo perfecto si queréis convertir por un día vuestra casa en una tratoria italiana, primero una bruschetta, una ensalada y luego un buen plato de pasta con pesto o con tomate, como estos tallarines que ya están en el blog, y de postre una panacotta o un delicioso tiramisú.(Aquí tienes la receta)
Os diría que lo más importante casi es la presentación porque prepararlo no tiene ningún misterio.
Preparación: 20 minutos más un poco de escurrido del tomate.
Ingredientes para 10 bruschettas:
3 tomates tipo canario o de rama ahora que no es buen tiempo para tomates, si no cualquier otro que tenga buen sabor.
1 bola de mozarella
1 puñadito de hojas de perejil
sal 
aceite de oliva virgen
una barra de pan 
1 ajo
  • Primero troceamos los tomates en cuadradillos, echamos sal, les damos unas vueltas y los colocamos sobre un colador para que pierdan un poco de liquido. Este paso no es imprescindible si tenemos mucha prisa, pero si recomendable.
  • Cortamos la barra de pan en rodajas de un dedo de grosor aproximadamente y vamos calentando el horno a 180º.
  • Untamos las rebanadas de pan con el ajo una vez cortado a la mitad y con un poco de aceite de oliva.
  • Las colocamos sobre una bandeja y al horno durante unos 6 minutos hasta que estén doraditas. Ojo! que no se os tuesten en exceso, tienen que estar crujientes pero no como un pedrusco.
  • Mientras, cortamos la mozarella en dados pequeñitos para mezclar con el tomate escurrido, el perejil bien picado, un poco de sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen.
  • Sacamos las tostadas del horno colocamos una buena cucharada de nuestra mezcla sobre cada una de las rebanadas y las volvemos a meter al horno durante unos 3 minutos para que se templen y el queso se funda un poco.
  • Sacamos y las colocamos en nuestra tabla o fuente de presentación junto con algo de jamón, salchichón, fuet, queso, aceitunas o sin más ellas solas que se bastan y se sobran, y a zampar que están estupendas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario