miércoles, 8 de febrero de 2017

Tortilla de patata. ¿Con cebolla o sin cebolla? That's the question!!!!



La tortilla de patata, uno de los platos más típicos de todos las casas y bares de este país, es sin duda uno de los más apreciados, pero también uno de los que causa más polémicas. Sus tres ingredientes, sencillos donde los haya, dan de sí, más de lo que podemos imaginar.
La tortilla, cuajada, medio hecha, o casi cruda, como le gusta a mi hermano, con la patata cortada en láminas, en cuadraditos, cocida o frita. Pero sin duda lo que más diferencias marca, es "con cebolla o sin cebolla".  Yo sinceramente, tengo grandes problemas para posicionarme.
Hasta hace unos años me gustaba sin cebolla, pero un día preparé la cebolla aparte, bien caramelizada y luego se la añadí al huevo y la patata una vez confitada en aceite. La diferencia fue tal que me pasé al bando contrario, y ahora estoy en ambos y me cuesta decidir.
Por lo tanto cuando preparo tortilla en casa hago con cebolla y sin cebolla y me como un trozo de cada una de ellas. De esta manera no traiciono a  ninguno de los dos sabores.
Tiempo de preparación aproximado unos 45 minutos, depende de lo rápidos que seáis con el pelapatatas jeje
Ingredientes para un par de tortillas medianas:
5 patatas hermosas
6 huevos
2 cebollas medianas
sal
aceite de oliva virgen (si es posible)

  • Pelamos las cebollas y las cortamos en laminas finas, en juliana. 
  • En una sartén pequeña ponemos un par de cucharadas de aceite y cuando esté un poco caliente echamos la cebolla, damos unas vueltas ponemos un poco de sal,  colocamos una tapadera, y dejamos a fuego muy suave que se vaya pochando lentamente.
  • Mientras pelamos las patatas, las lavamos y las picamos en trozos pequeños. Aquí es donde esta el quiz de la cuestión. Desde mi punto de vista la patata al picarla debe tener una parte finita y otra más gruesa, de manera que la parte fina casi se deshaga y ligue el huevo y la parte gruesa le de textura y consistencia  a la tortilla. Así es como me enseño mi madre a hacerlo y a mi madre no se le discute y menos en cuestiones de cocina. jeje

  • En una sartén amplia ponemos aceite abundante y cuando esté caliente, (sin llegar a echar humo), pondremos las patatas ya cortadas y saladas. Le damos una vuelta y dejamos que se vaya haciendo a fuego suave.
  • A mi me gusta tapar la sartén  porque se hacen antes y se aprovecha mejor el calor pero, eso va en gustos. 
  • De vez en cuando iremos dando vueltas a las patatas y a la cebolla para que se haga por todos los lados por igual.
  • Ojo con la cebolla, si veis que se queda muy seca y se puede llegar a pegar añadirle un poco de agua, Pero un poquito, no la vayáis a ahogar.:-)
  • En dos platos hondos, batimos tres huevos en cada uno. Probamos la patata para saber como está de hecha y de punto de sal. Si está un poco sosa, le añadimos un poco de sal  a los huevos.
  • Cuando las patatas están cocinadas las escurrimos bien (se pueden poner sobre un colador para asegurarnos de ello) y las repartimos en los dos platos donde hemos batido los huevos y encima le añadimos la cebolla. Removemos a conciencia y está lista para cuajar.
  • La sartén que hemos usado para  la cebolla podemos usarla para hacer las tortillas si es de un tamaño adecuado, poniéndole una cucharadita de aceite.
  • Cuando este bien caliente traspasamos el contenido de uno de los platos a la sartén, le damos un par de meneos para que se reparta bien, y dejamos cuajar un poco por ese lado.
  • Una vez cuajada por un lado y con ayuda de una buena tapadera un poco cóncava, o de un plato que cubra bien toda la sartén, voltearemos la sartén poniendo la tapadera encima, y echaremos de nuevo a la sartén por el lado que falta de cuajar. Este paso hay que hacerlo con decisión, si dudamos la tortilla acabará en el suelo desparramada y nos quedamos sin cena. Buaaah
  • El punto de cuajado cada uno el que le guste. A mi me gusta bastante cuajadita, pero sobre gustos no hay nada escrito.
  • Ahora solo falta esperar a que no queme en exceso para poder hincar el diente a este manjar tan sencillo, y si puede ser, acompañado de un buen pan y una buena ensalada, mejor que mejor. (Es que me encanta en bocadillo....)

Irresistible!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario