miércoles, 22 de febrero de 2017

Fideos chinos con curry verde


Si no os gusta nada de nada el picante, tendréis que modificar un poco esta receta, pero si os gusta este puede ser uno de vuestros preferidos.
El curry verde que venden preparado es picante con alegría. Y a pesar de que solo le echo una cucharilla de las de café, es potente.
A nosotros nos gusta mucho el picante y los sabores especiados así que este es un plato fabuloso, si no sois tan aficionados, la alternativa es poner mucha menos cantidad de curry.
Lo que os aseguro es que es un plato que no deja indiferente. Su sabor es delicado y cañero a al vez. La mezcla de verduras y los fideos lo convierten en una cena estupenda para resolverla en pocos minutos y con lo que tengamos en el frigorífico. Los únicos ingredientes invariables son el curry verde y los fideos chinos. Os aseguro que después de un plato de estos uno se siente como un rey, (chino pero rey).
Preparación:15 minutos
Ingredientes:
1 cucharadita de curry verde (o menos si no os gusta mucho el picante)
2 cucharaditas bien llenas de leche de coco
3 cucharadas de aceite de oliva virgen
sal
1 paquete de fideos ramen
1 zanahoria
1 cebolleta fresca, con la parte verde y todo
1 puñado de espinacas
3 o 4 champiñones
2 vainas (alubia verde)
Todas estas verduras son variables. Yo os aconsejo como imprescindibles la cebolleta y la zanahoria y algo verde, pero el resto podéis echar lo que tengáis, brócoli, puerro, perejil, lechuga, rúcula....
  • Cortamos todas las verduras. La cebolleta en juliana, incluyendo la parte verde que es muy sabrosa y aquí no se tira nada. La zanahoria la hacemos laminas con el mismo pelador y el resto troceadas sin excedernos pero dependiendo de la dureza de la verdura, por ejemplo las vainas tienen que ir lo mas pequeño posible y en cambio las espinacas como caigan, ya que se hacen en un momentito.
  • Ponemos en una sartén ancha o en un wok si es que lo tenemos, y salteamos primero la cebolla, luego las vainas si es que las echamos y después el resto de verduras.
  • Mientras se hacen las verduras que tardan unos 3 o 4 minutos ponemos a calentar agua en una cazuela para hervir los fideos.
  • Cuando rompa a hervir los dejaremos cocinar el tiempo que recomiende el fabricante. Los que yo uso son fideos ramen que en tres o cuatro minutos están listos. 

  • Cuando estén cocinadas las verduras, sin llegar a estar blandas, añadimos el curry, revolvemos bien y añadimos la leche de coco ( la que veis en la foto no es líquida  sino una pasta consistente, si tenéis la liquida poned como unos 125 ml ) Si no tenéis leche de coco, poned la cuarta parte de curry verde, porque la leche de coco lo que hace es suavizar el sabor y el picor.
  • Ya está casi listo, añadimos más o menos 300 ml de agua caliente y dejamos hervir medio minuto. Apagamos.

  • Los fideos ya estarán cocidos así que los escurrimos y los añadimos a la sartén. Damos unas vueltas para que se empapen de todo el sabor y nos vamos con ellos a la mesa.

  • Si se os da bien comer con palillos, pues genial, adelante, si sois torpes como, yo con tenedor y cuchara. Lo importante es saborearlos bien a gusto.

Que aproveche!!!!
Nota: Si ya sé que estaréis pensando que donde se compara el curry verde. Yo lo consigo en un supermercado asiático que además de mil y una cosas tienen sección de alimentación por llamarlo de alguna manera. En grandes superficies, también se puede encontrar. Son más fáciles de encontrar lo fideos y la leche de coco, que venden casi en cualquier sitio.
El curry verde es de los más picantes, existen otras variedades en el mismo formato. El que venden en bote amarillo es el menos picante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario