miércoles, 12 de octubre de 2016

Marmitako


El marmitaco (aquí se escribe con k), es uno de esos platos rescatados de la cocina marinera, que está para chuparse los dedos, los codos y todo lo que se pueda.
Con un buen trozo de bonito y una buenas patatas, sale un plato espectacular, pero si además le aderezamos un poco con pimientos, puerros y cebolla, es para morirse.

En los barcos el cocinero de los pescadores no disponían de muchos ingredientes, así que en la marmita (olla donde hacían la comida) se cocinaban unas patatas con alguna cebolla y pimientos y/o tomate y el pescado que hubiese ese día.
En este caso es un plato que se hace con el bonito o atún blanco, se sirve bien caliente y hace resucitar al más pintado.
La temporada de pesca del bonito se termina ya esta semana, y como parece que el tiempo empieza a cambiar, voy a aprovechar para hacer este estupendo puchero.
De todas maneras el bonito se puede congelar y así poder prepararlo más veces durante el invierno.
Ingredientes para 5 o 6 personas: (Es un plato para comer en compañía)
500 gr de bonito 
1 cebolleta
1 kg de patatas
2 puerros
1 pimiento verde mediano
1/3 pimiento rojo morrón
1 cucharadita llena de carne de pimiento choricero
1 tomate
2 zanahorias
sal
aceite de oliva virgen
perejil 5 o 6 ramitas
1 hoja de laurel (opcional)

  • Lo primero que tenemos que hacer es limpiar la rodaja de bonito. Le quitamos la piel y las espinas, dejando los 4 lomos limpios. Los lomos los troceamos en dados de 1 cm más o menos (tampoco hace falta que le cojamos la regla al niño para medirlo)

  • En una cazuela ponemos agua, un par de litros y la ponemos a calentar. En esta cazuela vamos a cocer las pieles y espinas del bonito, las dos zanahorias peladas y troceadas en dos o tres cachos, las ramitas de perejil y la parte más verde de los puerros, una vez  que estén bien lavados, junto con un poco de sal. Si os gusta el sabor del laurel, podéis echarlo aquí. Yo no se lo pongo porque en mi casa no gusta mucho. (1º truco, con este caldo el marmitako saldrá para quitarse el sombrero)

  • Dejamos cocer este caldo durante 1/2 hora.
  • Mientras picamos finamente los puerros, la cebolleta, y los dos pimientos y el tomate pelado.

  • En una cazuela ponemos 4 o 5 cucharadas de aceite y cuando este caliente añadimos todos las verduras que hemos picado, excepto el tomate.

  • Pelamos las patatas y las cortamos en trozos pequeños. Hay que cortarlas arrancando una parte, chascandolas, para que luego al cocinarse esa parte arrancada se deshaga y se consiga una salsa con buena consistencia. (Este es el 2º truco)
  • Una vez que tenemos las verduras pochadas (ojo que no se os tuesten, porque pierden la gracia) echamos el tomate, dejamos hacer durante un par de minutos, para luego agregar las patatas, les damos unas vueltas durante otro minuto.

  • Añadimos entonces la carne de pimiento choricero, revolvemos la mezcla y es hora de ponerle el caldo de pescado que tenemos preparado, hasta que las cubra. Eso si hay que pasarlo por un colador para que no caiga nada solido.
  • Rectificamos el punto de sal y dejamos hervir durante unos 15 o 20 minutos. El tiempo dependerá de lo grandes que sean los trozos de patata.
  • Pasado este tiempo, probamos la textura de la patata y la sal y si están listas apagamos el fuego.
  • Este es el momento de agregar el bonito troceado. Si, con el fuego apagado. Con el calor que tiene es suficiente para que el bonito se cocine. (3º truco. Si ponemos el bonito antes y lo dejamos hervir, se quedará seco y al comerlo parecerá un estropajo)
  • Pasado un minuto servir y comer caliente. Con un buen trozo de pan y una copa de vino subiréis a un estado de bienestar inmediato, sobre todo si os habéis enfriado.


4 comentarios: