miércoles, 13 de julio de 2016

Sandwich de pavo con dos capas

No conozco a nadie que no le gusten los bocadillos y los sandwiches. Si vosotros sois uno de ellos, me lo decís y así sabré que existe gente al que no le gusten. :-)
Pero creo que es imposible, porque se pueden hacer de tantas cosas que seguro que con alguna de ellas se acierta.

Cuando era joven tenia un amigo que cuando su madre salia de viaje, se preparaba para comer lentejas y como se le quedaban tan espesas se las comía en bocadillo. Pero os prometo que yo no os voy a hacer esa cochinada en el blog.
En cambio iré publicando los diferentes bocatas que solemos preparar los viernes en casa. 
Es una tradición de hace muchos años, desde que las niñas eran pequeñas, los viernes nos preparamos un bocadillo y nos lo comemos viendo una película en la sala. Todo un lujo para empezar el fin de semana.
También son la solución ideal para un día de verano, como hoy, cuando no nos apetece trabajar mucho, porque hace calor, porque estamos cansados, porque estamos de vacaciones, porque.... si y porque esta buenísimo.
El de hoy es un clásico pero no por ello menos rico.

Ingredientes:
Lonchas de queso fácil de fundir (según el gusto de cada uno, havarti, tranchetes, gouda, maasdam, manchego tierno, incluso queso crema tipo philadelphia......, también una mezcla de varios de ellos.)
Fiambre de pavo braseado, o jamón york 
pan de molde 
lechuga
tomate
sal
aceite vinagre
mayonesa
  • Ponemos el queso y el pavo sobre una rebanada de pan de molde, cubrimos con otra y lo llevamos a la plancha. (Yo no le pongo ni margarina ni mantequilla, para no añadir más grasa al sandwich y queda muy bien)
  • Cuando esté doradito lo sacamos y lo abrimos, colocamos sobre el pavo otra rebanada de pan de molde untada con una cucharada de mayonesa y sobre ella ponemos dos rodajas de tomate y unas hojas tiernas de lechuga, que habremos aliñado antes con aceite, sal y vinagre.
  • Tapamos con la rebanada de pan que hemos levantado antes que está ya doradita. Cerramos y a zampar.
Nota: El truco del almendruco es poner la lechuga y el tomate aliñados. La diferencia en sabor es total.
Si tenéis ganas de manchar un poco la cocina, pasar por la misma plancha un par de lonchas de tocineta o bacon ahumado y se lo añadís al pavo. Entonces tendrá un sabor como para llorar de gusto.
Dificultad cero . Sabor 10. Buen provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario