sábado, 23 de julio de 2016

Berenjenas rellenas de carne y tomate


Este es otro de los platos favoritos de mis hijas (y mio). Las berenjenas me gustan en cualquiera de sus versiones, rebozadas, rellenas, con queso y tomate, musaka, en pisto, en paté... cualquier opción es estupenda. Así que como me gustan tanto ya iré sacando en el blog todas las maneras en que las preparo. 

Además es un alimento perfecto, antioxidante, bajo en calorías (ya se las ponemos nosotros con el relleno), desintoxicante, ya que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, y contiene una buena cantidad de calcio, fósforo y hierro.
Un chollo de verdura, vaya!

Para preparar este delicioso plato, necesitaremos un poco de tiempo, (tampoco en exceso aproximadamente 1 hora y 10 minutos  incluyendo el gratinado) porque tiene varios pasos que no podemos adelantar. Hay que ir haciendo de uno en uno, pero si es un plato que se puede dejar preparado y gratinar en el último momento, lo que le convierte en una buena opción para dejar lista el día anterior o temprano a la mañana y rematar a la hora de comer.

Ingredientes para 4 personas
2 berenjenas medianas con la piel bien lisa y brillante
400 gr de carne de ternera picada
1 bote de 400gr de tomate troceado o entero pelado
1 cebolleta fresca
sal y pimienta
una pizca de nuez moscada
1 cucharada rasa de harina
250 ml de leche
queso rallado
aceite de oliva virgen extra
  • Lo primero de todo vamos calentando el horno a 200º arriba y abajo.
  • Lavamos las berenjenas, les cortamos la parte del tallo y las abrimos a la mitad lo largo.
  • Con un cuchillo bien afilado, le hacemos unos cortes a la carne de la berenjena sin llegar a la piel, para que se asen mejor.
  • Las ponemos sal y un chorro de aceite y metemos la bandeja en el horno, las tendremos así aproximadamente 40 minutos. Podemos comprobar que están asadas cuando al pinchar la carne esté mas bien tirando a blandita.
  • Mientras se hacen las berenjenas, en una sartén con unas 3 cucharadas de aceite salteamos la cebolleta bien troceada, y cuando este pochada, añadimos el tomate troceado y si es entero lo picamos en cuadrados pequeños.
  • Sal pimentamos el tomate y dejamos cocinar 20 minutos.
  • En otra sartén con otras 3 cucharadas de aceite freímos la carne picada y también le añadiremos sal y pimienta al gusto.
  • Cuando las berenjenas estén asadas, las sacamos del horno y con ayuda de una cuchara sacamos la pulpa y dejamos la cascara (con un poco de carne para que no se rompa) para utilizarla como recipiente del relleno.
  • Troceamos toda la pulpa de la berenjena y la salteamos un poco en una sartén por si ha quedado algún trozo poco cocinado, y mezclamos con la carne y el tomate frito.
  •  Ya nos queda poco. Ahora rellenamos las cáscaras de las cuatro mitades con toda la mezcla que tenemos ya lista.
  • Preparamos una bechamel ligera con la leche y la harina. En un cazo ponemos 3 cucharadas de aceite, cuando esté caliente añadimos la harina y mezclamos con brío.
  • Cuando la harina esté un poco tostadita le vamos a ir echando la leche poco a poco al mismo tiempo que mezclamos con unas varillas con energía para que no salgan grumos. (Si os salen grumos no dudéis en pasar la batidora). Dejamos cocer hasta que empiece a hervir y corregimos el punto de  sal y si os gusta poned una pizca de nuez moscada.
  • Cubrimos las berenjenas con la bechamel y ponemos queso rallado encima.
  • Solo falta gratinarlas cuando nos convenga y comerlas con una buena ensalada. Para ello calentar el horno a 220º, si están recién hechas con el grill será suficiente, si las hemos preparado con antelación estarán frías, por lo que será conveniente poner calor arriba y abajo, y mientras se gratinan se calentarán por dentro y quedarán en su punto para comer.
 Uummmmmm!!!!! que ricas.
Nota: probablemente os sobre parte del relleno, si es así utilizarlo para rellenar una masa de empanadillas otro día y tendreís la cena resuelta. Están muy ricas.

2 comentarios:

  1. Tienes razón Carmen, están buenísimas. Pero yo, en vez de bechamel, le pongo puré de patatas. Como este plato lo suelo poner para cenar, me parece menos pesado. Te animo a probarlo! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo probaré, seguro que a mi hija pequeña le encanta, es una fan del puré de patata. Gracias por tu comentario.

      Eliminar