viernes, 1 de julio de 2016

Magret de pato

No sé si es fácil o no encontrar magret de pato en los supermercados de otras provincias. Donde yo vivo al estar tan cerca de la frontera con Francia, es muy corriente, ya que son muchos los clientes del otro lado del río que vienen a comprar, y este es un producto muy demandado por nuestro vecinos los galos.
Como tengo la fortuna de tenerlo muy a mano, de vez en cuando me permito el lujo de preparar esta delicatessen, que además de estar buenísima se hace en un periquete. Ya veis que de nuevo la cocina rápida me pierde.

Ingredientes imprescindibles:
1 pechuga de pato (magret)
3 o 4 cucharadas de mermelada de frutos rojos
sal y pimienta 

Para acompañar:
se puede elegir entre unos pimientos rojos del piquillo, unas patatitas salteadas, una ensalada verde, unas frutas en almíbar salteadas con mantequilla, o un poco de chutney de pimiento, o una buena cebolla caramelizada. Opciones que no falten, pero que las opciones sean con sabor y estilo. Unas patatas fritas de bolsa pueden saber muy ricas pero le rompen un poco el encanto al plato.:-)
  • En primer lugar cortamos la piel en forma de cuadrados o rombos. El corte debe llegar hasta la carne sin traspasarla.
  • En una sartén bien caliente colocamos el magret, primero por la parte de la piel, para que con el calor vaya soltado la grasa y se vaya dorando la piel.
  • Cuando esté bien dorada y antes de darle la vuelta salpimentamos.
  • Dejamos hacer por el otro lado, hasta que este también dorado.
  • Cuando esté listo, lo pasamos a un plato lo tapamos con un papel de aluminio y lo metemos en el horno caliente a 70º, para que no pierda calor.

  • En la misma sartén, retiramos parte de la grasa que ha soltado el pato y le añadimos la mermelada de frutos rojos, le damos una vuelta y servimos en el plato con unos filetes del magret.
  • El punto de cocción de la carne depende del gusto de cada uno. No debe estar muy hecho ya que si no se queda muy duro , pero si no os gusta la carne poco hecha se puede pasar lo suficiente para que no quede tan roja.
  • En cualquier caso es un plato espectacular que se tarda menos de 15 minutos en preparar y da un resultado magnifico.
Nota: Depende del tamaño de la pieza, pero puede ser una buena comida para dos personas o una cena más ligera para tres, depende de los comensales y del acompañamiento que se le ponga.
Bon appetit!!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario