viernes, 3 de junio de 2016

Falso paté de txangurro

Aunque lo parezca esto no es una empalizada para defenderse de los indios, como las que había en las películas de vaqueros que veían nuestros padres.
Solo es una manera bonita de presentar un falso paté de txangurro.
Este plato es tan fácil y tan resultón que se puede convertir en el centro de la mesa en una comida familiar, y presentado así, además es vistoso y divertido. Un éxito asegurado.
El txangurro no lo ha visto ni de lejos, pero la mezcla de los ingredientes le da un sabor a marisco muy peculiar.
Un plato para triunfar y solo necesitamos 5 minutos.

Ingredientes:
9 o 10 mejillones al natural ( no sirven en escabeche, ni lo intentes)
7 palitos de cangrejo o surimi y otros 2 más para decorar
8 o 9 anchoas en salazón
2 o 3 cucharadas pequeñas  de mayonesa
1/2 cebollita fresca (opcional)
1 tapón de brandy o de vino oloroso seco

  • La única complicación de esta receta es que hay que usar la batidora (jajaja)
  • Ponemos los mejillones bien escurridos en el vaso de la batidora, junto con la cebolla, los 7 palitos de surimi, el brandy y las anchoas, que habremos pasado por agua para quitarles el exceso de sal.
  • Batimos todo hasta conseguir una pasta y le añadimos los dos palitos restantes picados finamente a cuchillo. Así conseguimos darle una textura "txangurril" más realista
  • Mezclar y añadir la mayonesa hasta conseguir una textura densa pero cremosa.
 
Nota: Se puede servir en un cuenco junto con unas tostaditas, o ponerlo así en un plato con ayuda de un aro de emplatar, rodeado de colines. El resultado final suele ser un plato vacío.
(La idea del emplatado la he tomado prestada de Webosfritos, que siempre presenta sus platos con verdadero arte)



No hay comentarios:

Publicar un comentario