miércoles, 22 de junio de 2016

Ensaladilla rusa (o eso dicen)


Ya llega el buen tiempo, o al menos eso dicen los mapas, aquí el sol debe de ser muy tímido porque casi no asoma la nariz.
A pesar de ello va siendo época de preparar ensaladilla rusa, ¿no os parece?
Siempre he pensado que lo de llamar a esta ensalada, ensaladilla rusa, era un invento raro, pero que realmente no provenía de allí, y resulta que, salvando las variantes que cada uno en su casa le da, si que es realmente rusa.

Había un cocinero llamado Lucien Olivier, que  era el chef del restaurante Hermitage en Moscú que en 1860 creó esta ensalada con una receta  secreta, que de hecho era tan secreta que nunca se escribió y por tanto, no se ha recuperado nunca la original tras el cierre del restaurante en 1905. Dicen que él utilizaba ingredientes bastante costosos. Con el tiempo se fue haciendo más popular y se fueron utilizando productos mas asequibles.
Hoy en día es un plato típico de Rusia elaborado con patatas como componente principal y con otras verduras, y luego se le agrega atún o algún tipo de carne, en su momento era  venado, ahora pollo, y según fue pasando por los diferentes países se le fueron añadiendo diversos ingredientes, arenques, pepinillos, guisantes, zanahoria.
Claro con tanta variante, cada uno hace la ensaladilla según su gusto. Y eso es justo lo que os traigo hoy.
A mi me gusta la ensaladilla que ha preparado mi madre siempre. En esta mezcla nunca ha habido ni guisantes ni zanahoria, ni otras verduras. Algunos creeréis que eso es un desastre de ensaladilla, pero antes de que la descartéis del todo, os propondría que la probaseis, quizá os sorprenda. 
A mi me parece cremosa, sabrosa y el contraste de sabores y texturas es fantástica. Reconozco que los guisantes no son uno de los ingredientes que incluiría en muchos de mis platos, y no porque no me gusten, sino porque no me parecen que cuadren con todo. Pero sobre gustos no hay nada escrito, y cada uno en su ensaladilla que haga lo que le parezca.jaja
Ingredientes:
3 latas de atún
4 patatas 
3 huevos
1 bote de aceitunas
10 pepinillos en vinagre
  • Cocemos las patatas  y los huevos. Los huevos durante 9 o 10 minutos, no más tiempo para que no se pasen, y las patatas dependerá del tamaño, si son medianas suelen tardar alrededor de 25 minutos, pasado este tiempo se puede comprobar si están cocidas pinchándolas con un palillo.
  • Cuando se hayan enfriado pelamos las patatas y las cortamos en cuadraditos como de 1 cm de grosor.
  • Picamos las aceitunas y los pepinillos en trocitos pequeños y también dos de los huevos cocidos.
  • Escurrimos las latas de atún retirando el aceite.

  • Mezclamos todos estos ingredientes y añadimos la mayonesa.
  • Decoramos con el otro huevo duro y algún pepinillo o con pimientos rojos o con lo que más nos guste, y ponemos a enfriar.

Nota: La decoración también cuenta, pues también se come con la vista. No seáis haraganes y servid el plato un poco coqueto. Que sea un plato casero y económico no le tiene que restar importancia ni cariño a la hora de servirlo.
Un último detalle importante, las patatas tienen que ser buenas para cocer, si son demasiado harinosas se desharán y convertirán la ensaladilla en una papa horrible.





No hay comentarios:

Publicar un comentario