miércoles, 15 de junio de 2016

Ensalada con cerezas

Es tiempo de cerezas. Esta deliciosa fruta llena de antioxidantes, excelente para depurar el cuerpo de toxinas, está en su mejor momento. Los que tienen la suerte de vivir cerca del Jerte y poder comer sus maravillosas picotas, no saben la envidia que me dan. Me encantan las picotasssss..... su sabor es más intenso y menos ácido que la cereza y además no tienen rabito.
Pero a falta de picotas las cerezas son también una opción estupenda, para disfrutar de esta fruta tan de verano.
Normalmente me las como así, tal cual, como si fueran pipas, porque están tan buenas que no puedo parar. Pero de vez en cuando se pueden incluir en la mesa como primer plato dentro de una ensalada, y así de paso las comen los que no tienen tanta afición por la fruta, como alguno de los que yo tengo en casa. Jeje. Además es que me encantan las ensaladas con frutas. El contraste de dulce y salado es un placer para el paladar.
Como en cualquier otra ensalada la dificultad de esta receta es cero, que ya trabajamos bastante el resto del día.
Lo único que nos va a dar una pizca de trabajo va a ser quitarles el hueso a las cerezas, y os asegura que sale muy fácilmente.
Ingredientes:
20 cerezas aproximadamente
1 bolsa de brotes tiernos de lechugas variadas o cualquier otra lechuga tierna que os guste
8 avellanas
aceite 
vinagre 
sal
queso curado de oveja o parmesano en lascas
  • En una fuente ponemos los brotes verdes o la lechuga.
  • Echamos sal y mezclamos para que se reparta por todas las hojas.
  • Cortamos por la mitad las cerezas y giramos las dos mitades para que se libere una de las partes del pepitón.
  • Con la punta del cuchillo separamos la otra mitad.
  • Las echamos en la ensalada repartidas por toda la fuente.
  • Golpeamos las avellanas para partirlas  pero solo un poco)
  • En  un bote pequeño ponemos 2 cucharadas de vinagre de módena, y 5 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y las avellanas troceadas.
  • Agitamos con gracia y repartimos por toda la ensalada.
  • Por último decoramos con las lascas de queso.
  • Hala! a la mesa y a disfrutar. Esta buenísima. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario