miércoles, 30 de marzo de 2016

Pan milagro "currycurcumizado"

Lo reconozco, en casa tenemos una especial querencia por el curry y la cúrcuma, y siempre que tengo ocasión se la añado a alguno de mis platos o panes. En esta ocasión le ha tocado el turno a el pan milagro. Un pan estupendo para preparar en un momento, sin tener que esperar a que leve la masa. Se amasa y directamente se va al horno frío, y por arte de magia, se convierte en un pan esponjoso y de sabor estupendo.
La primera vez que vi la receta de este pan fue en el blog de Webos fritos, y en seguida la probé. Y os aseguro que sale a la primera. Luego la he visto en diferentes recetarios, con muy pocas variantes.
Ahora que me he vuelto más valiente con la elaboración de algunos panes, he modificado esta receta un poco para saborearla a mi gusto.

Ingredientes :
280 gr harina de fuerza
30 gr de harina integral
175 ml de agua templada
20 gr de aceite de oliva virgen extra
12 o 13 gr de levadura de panadero fresca
1 cta de sal
3 cd. de pipas de calabaza
1/2 cta de curry
1/2 cta de cúrcuma
  • Ponemos todos los ingredientes en un bol ( la levadura la desmenuzamos un poco con las manos) y mezclamos  bien todos los ingredientes. Cuando estén unidos echamos la mezcla sobre la mesa y amasamos hasta que tenga una textura lisa y suave. (Aproximadamente unos 10 minutos)
  • Cuando este amasado añadimos un par de cucharadas de pipas de calabaza y mezclamos para que se repartan por la masa.
  • Untamos una fuente de pirex con tapa, con un poco de aceite.
  • Hacemos una bola (en mi caso un poco ovalada por la forma de la fuente) y le colocamos unas cuantas pepitas más encima, a modo de decoración.
  • Le hacemos un corte en cruz, o en forma de cuadrado, con una cuchilla o con un cuchillo afilado.
  • Lo colocamos en la fuente, la tapamos y  lo metemos al horno frío.
  • Encendemos el horno a 220º y lo dejamos hacer durante 40 minutos.
  • Una vez pasado este tiempo, lo sacamos y dejamos enfriar.
El color es precioso, ¿verdad? pues el sabor no os lo puedo describir. Tenéis que probarlo.
Si no sois amigos de estas especias, simplemente, no las eches. El pan queda también delicioso, pero le puedes añadir pipas de girasol o sésamo, te quedarán espectaculares. Como estos:


Nota: el nombre del pan se lo ha dado mi hija, que así de salada es ella.
A menudo le pone nombre a mis platos y se quedan renombrados para siempre. Lujos de madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario