miércoles, 12 de julio de 2017

Berenjenas rellenas de champiñones y bacon

Todavía me acuerdo de la primera vez que comí berenjenas rellenas. Hace de eso por lo menos 30 años, puff como pasa el tiempo. 
Las había preparado mi hermana. Rellenas de bacon y bechamel, gratinadas con queso. Una delicia.
Después de ese día fueron varias las veces que las preparé de la misma manera.
Luego con la llegada de mis hijas a la mesa, las cambié por un relleno de carne y tomate que a ellas les encanta, como a la mayoría de los niños. Podéis ver la receta pinchando aquí.
Ahora que ya son mayores y puedo ir cambiando muchas cosas, he hecho esta, que es una versión de aquellas que comí en casa de mi hermana  y me traen muy buenos recuerdos.
Al lio.
Preparación: 45 minutos 
Ingredientes para 2 tragones o 4 con entrantes.
2 berenjenas hermosas
1 cebolleta grande o 2 medianas
300 gr de champiñones
200 gr de bacon ( a mi me gusta el ahumado)
1 cucharada de harina 
1 vaso (250 ml ) de leche
2 cucharadas de pan rallado (o queso rallado)
sal y pimienta
Aceite de oliva
  • Calentamos el horno a 180º.
  • Limpiamos las berenjenas con un trapo y las cortamos por la mitad.
  • Les quitamos la parte que las une a la planta. Ojo que a veces pincha un poco.
  • Les hacemos unos cortes inclinados en ambas direcciones y les echamos un poco de sal y un chorrito de aceite.
  • Colocamos las mitades en una fuente de asar y al horno. 
  • Las tendremos ahí durante unos 30 minutos.
  • Mientras troceamos la cebolla y las vamos sofriendo en una sartén con 5 cucharadas de aceite.
  • Troceamos también los champiñones, y cuando la cebolla esté un poco transparente les añadimos.
  • Los cocinamos juntos durante unos 5 o 6 minutos. Sal pimentamos y añadimos el bacon troceado. Ojo con la sal que el bacon ya lleva su parte.

  • Sacamos las berenjenas del horno, que ya estarán asadas, y con ayuda de una cuchara sacamos toda la carne de la berenjena dejando la piel sin romper para poder rellenarla luego.

  • Troceamos toda la carne de la berenjena y la añadimos a la sartén de los champiñones.
  • En un cazo ponemos un chorrín de aceite y cuando esté caliente añadimos la cucharada de harina. Revolvemos enérgicamente y añadimos la leche para hacer una bechamel ligera, iremos dando vueltas hasta que empiece a hervir, y haya espesado.

  • Mezclamos la bechamel con la mezcla anterior y rellenamos con ello las pieles de la berenjena.
  • Se puede gratinar con un poco de queso rallado por encima, pero en esta ocasión he preferido aligerar un poco esta preparación, poniendo solo un poco de pan rallado por encima para el gratinado.

El resultado es un plato super sabroso y de fácil digestión, que se puede dejar preparado y gratinar en el último momento. Incluso se puede tomar recalentado al día siguiente. Siguen estando igual de requetebuenas. En mi plato no quedó ni el perejil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario