sábado, 21 de enero de 2017

Pollo asado con frutas secas

Existen mil y una maneras de cocinar el pollo, uno de los alimentos más socorridos en cualquiera de nuestras casas. Y es una gran ventaja ya que así no se aburre uno de comer siempre los mismo platos y el paladar se alegra con el cambio de sabor y textura.
Esta receta me la enseño una antigua compañera de trabajo, luego se convirtió en mi jefa y la guardo un gran cariño.
Si os gusta el contraste de salado y un poco dulce esta es vuestra receta, y si no sois aficionados a estas mezclas, probadla seguro que a partir de ahora será una de vuestra favoritas.
Preparación: 10 minutos más 1 hora aproximadamente de horno
Ingredientes para cuatros personas:
1 pollo de 1,2 kg aproximadamente
12 orejones de albaricoque
12 ciruelas pasas
1 puñado de pasas sultanas
1 limón (solo el zumo)
1 vaso de agua
sal y pimienta negra
2 cucharadas de aceite
  • Ponemos medio vaso de agua caliente e introducimos las uvas pasas para que se vayan hidratando.
  • Mientras chamuscamos un poco el pollo para quitarle alguna pluma que haya podido quedar y de paso darle ese toque especial que tiene el chamuscado.
  • Calentamos el horno a 220º.
  • Salpimetamos el pollo por dentro  por fuera y le introducimos dentro todas las frutas. ¡Ojo!! las pasas se escurren primero. Por si acaso aviso.
  • Le atamos los extremos de las patas para cerrarle un poco y que no se nos salga el relleno.
  • En una bandeja para asar colocamos el aceite y el pollo, embadurnándolo primero bien con el aceite de la bandeja por los dos lados.
  • Le bañamos con el zumo del limón y al horno.
  • Le tendremos así durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo le damos la vuelta y añadimos a la bandeja medio vaso de agua. (Si antes hemos visto que se secaba demasiado la bandeja le podemos adelantar este paso, pero sin darle la vuelta.)
  • Ahora le tendremos unos 25 minutos, pero bajamos la temperatura a 200º
  • Por último le ponemos de nuevo panza arriba y acabamos con los 5 minutos restantes para que se termine de dorar la piel.
  • Lo sacamos y le damos un corte entre el muslo y el cuerpo, el jugo que desprenda nos dirá si está o no, bien hecho. Si sale transparente está perfecto, si sale rosado le falta aún tiempo de asado.
  • El tiempo dependerá del tamaño del pollo lógicamente cuanto más grande más tiempo de cocción.
  • Despiezamos y le sacamos todas las frutas del interior. Servir cada trozo con parte de las frutas y una buena cantidad de la salsa que está buenisísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario