viernes, 23 de septiembre de 2016

Bizcocho con arándanos


A veces me pasa, que pienso en hacer una receta, compro los ingredientes necesarios y luego, por una causa o por otra no la hago. Cuando quiero darme cuenta tengo varios ingredientes sueltos por el frigorífico ya que otros los he utilizado a lo largo de la semana y, o bien no puedo hacer la receta original o bien se me ha pasado el antojo.
Aunque lo pueda parecer, esto no es un problema, porque enseguida se me empiezan a pasar por la cabeza cuarenta cosas que puedo hacer con esos productos extras.
En esta ocasión se me quedó un bote de queso mascarpone, que estaba destinado a hacer tiramisu. Pero se paso el momento y ha acabado aterrizando en este bizcocho.
Los arándanos sí los compré expresamente para hacer el bizcocho, pero no para esta mezcla precisamente.
Aún así me alegro de la coincidencia, porque la crema del bizcocho ha salido muy rica y una vez horneado está para chuparse los dedos.
Tanto es así que el próximo bizcocho va a ser con este queso aunque no lleve ninguna fruta incluida.
Mi hija mayor acaba de decirme el mejor piropo que se puede hacer a una cocinera sobre su bizcocho, las palabras textuales han sido :"Este bizcocho sabe a cuento de hadas" ¡Hala! toma esa, casi me muero de gusto. ¿Se puede decir algo más bonito que esto?
Ahora seguro que no podéis resistiros a prepararlo vosotros.

Ingredientes:
2 huevos grandes (yo suelo usar 3 pequeños, pequeños, no medianos)
125 gr de arándanos
200 gr de azúcar
200 gr de harina
40 gr de almendra molida (si no tenéis se puede poner el mismo peso de harina)
1/2 sobre de levadura, (8 gr aproximadamente)
125 gr de mascarpone
1/2 yogur griego
una pizca de sal

  • El proceso es el habitual en los bizcochos, primero  calentamos el horno a 175º y mientras batimos el azúcar con los huevos y la sal.
  • Cuando estén bien espumosos y blanquecinos estarán listos para añadir el mascarpone  y el medio yogur.
  • Una vez bien incorporados estos ingredientes, incorporamos la mezcla tamizada de harina, levadura y almendra molida, en un par de veces, pero con la velocidad de la batidora un poco más baja.
  • Cuando este mezclado untamos con un poco de harina los arándanos una vez lavados  y los añadimos a la mezcla envolviendo con  cuidado con una espátula.

  • Echamos todo en un molde de plum cake untado con mantequilla o con spray desmoldante y al horno.
  • En el horno estará durante unos 40 minutos aproximadamente.
  • Acordaros de vigilarlo un poco, ya que cada horno es un mundo y algunos calientan más que otros. Si pasado este tiempo al pincharlo con un palillo sale limpio los sacamos, sino lo dejaremos unos minutos más.
  • Esperamos un par de minutos y sacamos del molde, dejándolo enfriar sobre una rejilla.
  • Espolvorear con azúcar molido si os gusta.

Nota: El mascarpone que hemos usado es media tarrina de las típicas, que suelen tener 250 gr. El otro medio bote lo podemos utilizar como crema para decorar el bizcocho. 
Mezclamos el queso con un poco de azúcar molido, (unos 50 gr), probamos y si nos parece poco dulce añadimos un poco más. Eso va en gustos. Y ponemos una capa de esta crema sobre todo el bizcocho, así lo convertiremos casi en una tarta, que hará las delicias de cualquiera.
Otra nota: solo lleva 1/2 yogur, si hecháis el yogur entero el bizcocho quedará espectacularmente rico y esponjoso, pero los arándanos se irán al fondo porque la masa es un poco menos espesa y no consigue sujetarlos en su sitio. Elegid vuestra opción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario