miércoles, 13 de abril de 2016

Muslos de pollo guisados exprés

Este plato se hace muy rápido, si tenemos los muslos de pollo deshuesados. 
Si no te gusta hacerlo a ti, pídele a tu carnicero que te los deshuese, pero que no  tire los huesos, mételos  en una bolsa y congélalos, serán muy útiles para hacer un buen caldo en otro momento.
Si eres habilidoso con el cuchillo y no tienes la manía de cortarte con él, prueba a deshuesarlos tu mismo, aunque no consigas hacerlo perfecto, no importa, ya que vamos a aprovecharlo todo.
La carne de pollo, es sabrosa, es baja en grasas y tiene un alto porcentaje de proteínas.
Cortado en trozos pequeños como en esta receta, se hace muy deprisa y eso le convierte en un plato estupendo para hacer en cualquier momento. Además una vez hecho se conserva muy bien, por lo que lo podemos dejar preparado con antelación sin ningún problema.

Ingredientes para 4 personas:
4 muslos de pollo
2 cebollas pequeñas
2 pimientos verdes 
sal
pimienta
6 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Troceamos la cebolla y el pimiento en juliana.
  • Troceamos el pollo en cuadrados (más o menos).
  • Ponemos 3 cucharadas de aceite en una sartén y cuando este caliente añadimos la cebolla y el pimiento.

  • Cuando la cebolla y el pimiento y empiecen a parecer hechos, es decir se les nota un poco mas blanditos, y la cebolla algo transparente, (unos 6 minutos) ponemos a calentar otra sartén , con las otras 3 cucharadas de aceite.
  • Cuando este muy caliente añadimos el pollo troceado y le damos vueltas para que se haga por todos los lados. (Si tenéis un wok, se hace estupendamente en él).
  • Una vez que el pollo esta ligeramente pasado, le añadimos la cebolla y el pimiento, ponemos sal y pimienta al gusto y dejamos hervir un par de minutos todo junto. 
  • Ahora ya está listo. Podemos acompañarlo de un buen arroz blanco y una ensalada o de un plato de cuscús o unas patatas asadas o fritas. Poner en marcha vuestra imaginación y escuchad a vuestros estómagos. 
Nota: Si queda algo de este plato sin consumir, se pueden preparar unas empanadillas con unos champiñones que son de auténtico lujo.
Las haré en otra entrada para que las veáis. Me cuesta decidir cual de las dos recetas me gusta más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario