viernes, 8 de abril de 2016

Mermelada de fresa


Estamos es época de fresas y ahora están en su mejor momento, bien maduras, con todo su color y su delicioso aroma. El momento perfecto para preparar mermelada.
Mis hijas no son especialmente aficionadas a las mermeladas, excepto cuando preparo esta de fresa. Entonces como por arte de magia desaparecen los frascos.
Se lo echan en las tostadas, sobre mantequilla o sobre queso de untar, se lo ponen como postre sobre el queso de burgos, en las tartas de queso y también a cucharadas, y cuando casi al final del año se termina la conserva, empiezan a preguntar, mamá ¿cuando llega la temporada de las fresas? ¿cuando vas a hacer mermelada? ¿ya no queda ningún bote, seguro?..... el año que viene tienes que hacer más cantidad....
Es lo que se llama adicción a la fresa, creo....
Esta receta me la paso mi vecina, R. un encanto, aunque yo le pongo un poco menos de azúcar. Seguramente haya muchas otras recetas para hacer lo mismo, pero a mi me sale muy bien así  y reconozco que por ahora no se me ha ocurrido probar de otra forma. Si tenéis alguna que de buen resultado, se admiten modificaciones. Mandádmelas, si os apetece.

Ingredientes (para 4 botes pequeños) :
1 kg de fresas maduras
600 gr de azúcar (la original lleva 800 gr)
1 limón (solo el zumo)
Yo desde luego no hago solo un kilo, ya que me pongo hago alrededor de 3 kg, y no hago más, porque no tengo una cazuela más grande. Mejor trabajar una vez solo, no?


  • Lavamos las fresas y les quitamos las hojas.
  • Troceamos y pesamos, ya que aunque la caja que compramos es de 2 kg al quitarle las hojas siempre pesa algo menos.
  • Exprimimos el limón y reservamos el zumo.
  • En una cazuela ponemos las fresas troceadas, añadimos todo el azúcar encima y rociamos con el zumo de limón.
  • Lo dejamos reposar durante 2 horas.
  • Como podéis ver en la foto al pasar este tiempo, las fresas han soltado parte de su jugo.
  • Pasado este tiempo ponemos a cocer y cuando empiece a hervir lo dejamos durante 10 minutos. No os preocupéis porque al hervir salga espuma, luego se disuelve, pero tened cuidado de que no se os desborde.
  • Apagamos y dejamos reposar durante 24 horas.
  • Pasado este tiempo volvemos a hervir otros 10 minutos. 
  • Mientras, esterilizamos los frascos y sus correspondientes tapaderas.
  • Los lavamos a conciencia, y luego les pasamos por agua hirviendo.
  • Cuando haya terminado el tiempo de cocción de las fresas, las pasamos por el pasapurés.
  • Rellenamos los botes con la mermelada aún bien caliente, los vamos cerrando y los ponemos boca abajo sobre un trapo. Con su propio calor hará efecto vacío y de esta manera aguantaran hasta 6 meses guardados en sitio fresco. (Si no os los coméis antes)

  • Los dejamos así hasta que estén bien fríos. Yo los dejo hasta el día siguiente.

Nota: la textura de esta mermelada es ligera. A mi me gusta así, pero si la queréis más espesa, se puede utilizar una parte de azúcar especial para mermeladas que lleva pectina y hace que espesen.
Si decoráis los botes con un poco de color, se convierten en un regalo estupendo. Como estos que he preparado para alguien muy especial.
Mirad que bonitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario