sábado, 16 de enero de 2016

Botillo

El otro día cuando fui al mercado con mi hija pequeña, encontré un puesto donde tenían botillo. Cuando lo vi no pude resistirme y tuve que comprar uno. Solo verlo me transporto a mi niñez, cuando mi madre lo preparaba algún domingo de invierno, bien acompañado de unas deliciosas patatas cocidas y chorizo ¡¡¡¡Y mi hija no sabía lo que era!!!! Eso había que arreglarlo.
Una vez cocido y abierto tiene este aspecto, pero no os puedo explicar el aroma a cerdo adobado y un poco ahumado tan delicioso que desprende.
El botillo es un conjunto de trozos de carne de cerdo adobados (costilla principalmente, y algo de rabo, lengua y espinazo) y embuchados que luego se ahúma ligeramente, se ahúma y se cura, aunque no demasiado para que no se seque. Es muy típico del Bierzo y sirve para aprovechar los trozos sueltos que quedan al despiezar el cerdo.

Se come una vez cocido y acompañado de patatas que se hierven en el mismo agua de cocer el botillo para que adquieran todo su delicioso sabor. 
Cuando mi hija lo ha probado, casi se muere de gusto, y me ha pedido "por favor, por favor, mamá, vuelve a comprarlo otra vez".
Si podéis encontrarlo, os animo a probarlo, os va a sorprender. Y tiene otra ventaja, no cuesta nada prepararlo.

Ingredientes para cuatro personas:
1 botillo (de 1kg aproximadamente)
1 kg de patatas (cortadas en rodajas de unos dos centímetros, yo en esta ocasión lo hice con unas patatitas pequeñas, que tenia por casa, pero queda mejor con patata grande cortada)
2 chorizos ahumados (opcional)
agua
  • Ponemos el botillo en una cazuela y lo cubrimos con agua, dejar hervir durante 1 hora y media a fuego suave. 
  • Cuando haya pasado este tiempo añadimos las patatas, las dejamos cocer durante 15 minutos y por último añadimos los chorizos que deber hervir como máximo 10 minutos.
  • Apagamos y sacamos todos los ingredientes a una fuente. 
Hay que comerlo caliente.
¡¡Hala, a disfrutar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario