sábado, 9 de enero de 2016

Albóndigas con cúrcuma


Si estás un poco aburrido de comer las albóndigas de siempre y te gusta la cúrcuma, esta es tu receta.
Son fáciles de hacer y están de rechupete.
Estas las he preparado a todo correr por la noche porque por la mañana no iba a tener tiempo de cocinar. Y cuando hemos vuelto hoy a casa, solo he tenido que preparar en 5 minutos un poco de cuscus, mientras se calentaban.

 
El resultado: un plato delicioso listo para un día de prisas. ¡Que aproveche!
Ingredientes para 6 personas:

Para las albóndigas:
700 gr de carne picada de ternera
300 gr de carne picada de cerdo
2 huevos
2 rebanadas de pan de molde sin corteza o miga de pan equivalente
medio vaso de leche
sal
pimienta
1 cta de cúrcuma 
harina para rebozar

Para la salsa:
1 cebolla grande o 2 pequeñas
perejil
cuatro cucharadas de aceite
sal
agua
1/2 vasito de vino blanco (opcional)

  • Lo primero de todo ponemos en un bol el pan  de molde o la miga troceada con la leche, y removemos bien para que se haga una papa. A continuación añadimos los huevos, la sal, la pimienta, la cúrcuma, removemos un poco y también la carne. Y mezclamos todo para que quede homogéneo.


  • Una vez que tenemos la carne bien mezclada conviene dejarla en el frigorífico un rato para que se compacte un poco y sea mas fácil hacer las albóndigas, pero si no tenéis tiempo no es un paso imprescindible. De hecho, yo en esta ocasión hice todo el proceso seguido.
  • En un plato echamos harina y vamos cogiendo pequeñas porciones de la carne (más o menos una cucharada sopera no muy llena, depende de si os gustan grandes o pequeñas) y le damos forma con las manos untadas de harina. Continuamos así hasta terminar con toda la cantidad del bol.
  • Ponemos un poco de aceite en una sartén grande y cuando esté caliente, vamos echando las albóndigas para que se frían hasta dorarse un poco por los dos lados.
  • Mientras cortamos la cebolla y con ayuda de una picadora la trituramos.
  • Cuando las albóndigas estén todas fritas, en la misma sartén con el aceite que ha sobrado caliente añadimos la cebolla picada para que se cocine.
  • Le pondremos un poco de sal para facilitar que se ablande y  cuando veamos que se está secando un poco le añadimos el vaso de vino blanco.
  • Cuando el vino se ha evaporado echamos un vaso de agua caliente y dejamos que se cueza lentamente, hasta que la cebolla esté blandita. En este momento añadimos el perejil y las albóndigas y las dejaremos hervir muy suavemente durante al menos 1/2 hora. Si se ha quedado muy espesa la salsa, añadiremos antes un poco más de agua caliente.
  • En esta ocasión las acompañé con cuscus porque se prepara muy rápido, pero habitualmente las acompaño con un cremoso arroz blanco. Espero que os guste.

Nota: la cúrcuma además de ser un buen colorante natural, dicen que tiene propiedades anti-inflamatorias y es muy digestiva, evitando también los aires.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, ahora me dispondré a usar está receta para cena navideña, ya que así podre aprovechar las propiedades de la curcuma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una idea estupenda.Felices fiestas, y gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar