miércoles, 9 de agosto de 2017

Cebolla y zanahoria encurtidas


Los encurtidos no tienen por qué ser siempre comprados, podemos preparar un encurtido exprés en casa para utilizar con nuestras ensaladas, y darles así. un toque especial.
Este que os recomiendo hoy, es un encurtido de cebolla y zanahorias muy sencillo de hacer y que se conserva estupendamente en la nevera durante un par de semanas, listo para cuando queráis utilizarlo, y se puede aromatizar al gusto.
Es un acompañamiento estupendo para cualquier ensalada, o para agregar a unas hamburguesas o acompañar a un bocadillo al que queramos dar un toque agrio especial, y casero.
Preparación:10 minutos
Ingredientes:
1 cebolla
1 zanahoria
5 o 6 granos de pimienta negra
180 ml de agua
60 ml de zumo de limón
60 ml de vinagre de manzana
10 gr de azúcar (2 cucharaditas de las de café)
5 gr de sal ( 1 cucharadita de las de café)
  • Cortamos la cebolla a la mitad y luego cada mitad en rodajas finitas (juliana).
  • Pelamos la zanahoria y con el mismo pelador hacemos toda ella tiras finas.
  • Ponemos la cebolla la zanahoria y la pimienta en un recipiente de cristal, que luego podamos cerrar bien.
  • En un cazo calentamos el agua y el vinagre con la sal y el azúcar y disolvemos bien.
  • Cuando empiece a hervir lo echamos sobre las verduras y añadimos el zumo de limón.
  • Mezclamos y dejamos enfriar.
  • Una vez frío, tapamos y conservamos refrigerado hasta la hora de consumir.
  • Debemos dejarlo al menos 24 horas antes de usarlo.
Nota: se puede aromatizar con laurel o guindilla por ejemplo según gusto.
El zumo de limón se puede sustituir por la misma cantidad de vinagre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario