martes, 22 de diciembre de 2015

Bizcocho de yogur con chocolate dentro y fuera.

Son muchas las recetas en las que he pensado para empezar esta aventura del blog de cocina, algunas muy rápidas y resultonas y otras más elaboradas y deliciosas. Pero al final me he decidido por este bizcocho, porque me he acordado que cuando yo empecé a meterme en la cocina (sin la ayuda de mi madre) lo primero que me apeteció hacer fue un bizcocho (algún día os contare la aventura de la segunda vez, cuando hice magdalenas, o al menos eso pretendían ser).
Este es uno de los pasteles de chocolate preferidos de mi casa, para tomar en los desayunos, y de verdad que está tan bueno como parece. Además se tarda menos en hacerlo que en pensarlo. Es una solución estupenda para un desayuno completo, rápido y delicioso para los niños y los que no queremos dejar de serlo.

 Los ingredientes son los típicos del bizcocho de yogur, solo que le vamos a añadir una cucharada de cacao en polvo a una parte de la masa. Y luego cubrirlo con una capa de chocolate fundido. La cantidad de chocolate que le pongáis  por encima depende de lo chocolateros que seáis.

Ingredientes:
1 vaso de yogur natural
1 vaso de aceite de oliva suave
2 vasos ( la misma medida del yogur) azúcar
3 vasos de harina
medio sobre de levadura química
3 huevos medianos 
una pizca de sal
una cucharada de cacao en polvo sin azúcar
chocolate de cobertura (70gr aproximadamente )
un poco de leche (3 cs)
  • Lo primero de todo es encender el horno, calor arriba y abajo a 175º  para que se vaya precalentando y untar un molde con un poco de mantequilla, y así nos resulte fácil de desmoldar.
  • Batir bien los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que estén blanquecinos y espumosos (mejor si los huevos están a temperatura ambiente). Se pueden batir a mano o a máquina. Si se hace con batidora o con un robot de cocina con el accesorio de globo quedará más esponjoso, pero no es imprescindible para obtener buenos resultados.
  • En este punto añadimos el yogur y el aceite y por último la harina tamizada junto con la levadura.
  • Revolvemos bien y volcamos las 2/3 partes de la masa en el molde. En el resto de la masa que nos queda echamos una buena cucharada de cacao en polvo, revolvemos para mezclar bien.
  • Echamos con cuidado esta crema chocolateada siguiendo una línea por el centro del molde.
  • Listo, y ahora al horno aproximadamente 35 minutos. 
  • Pasado este tiempo pinchamos con una aguja o un cuchillo fino para comprobar que está hecho por dentro. Si no es así le dejamos unos 5 minutos más, sino le sacamos y después de unos minutos desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • En un tazón pondremos el chocolate troceado y la leche, como unas tres  cucharadas soperas. Calentar en el microondas un minuto y revolver con energía para que se disuelva bien. Decorar el bizcocho con este chocolate fundido. Uhmmm que maravilla. Si sois capaces podéis esperar a que se enfríe para probarlo. Jaja
Si queréis decorarlo un poco más festivo, con unos fideos de azúcar coloreados, queda así de bonito

Nota. A veces el chocolate al fundirlo se queda cortado, como con grumos. Eso es porque se ha calentado en exceso. Se puede arreglar si le añadís unas gotas de agua fría y volvéis a revolver con energía. Suele funcionar, pero ojo tiene que ser agua, con leche no funciona. No sé por que, pero lo he comprobado. (Trucos de mi madre :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario